Calvino y los libros

JeanCalvinUno de los «medios» de los cuales disponía la Reforma en el siglo XVI era la imprenta. Un medio el cual Calvino y los reformadores ginebrinos y franceses no tardaron en utilizar para la difusión del Evangelio en sus respectivos países. Denis Crouzet al tratar de aquella «obsesión» de Calvino por la Gloria de Dios, ha concretado diferentes medios por los cuales Calvino buscaba que la «nueva humanidad» redimida, llegase a conocer lo que de Dios era para ellos. Así, encontramos en la obra de Crouzet el desarrollo de tres aspectos esenciales en la labor reformadora de Calvino; primero, la imprenta y los libros, cuya finalidad era la de instruir al pueblo en la sana doctrina mediante tratados y escritos que orientaran en la lectura de las Escrituras; después, el envío de cartas, un completo epistolario por medio del cual Calvino trataba de instruir a la nobleza y al pueblo de Europa, de animarles y aconsejarles en sus asuntos personales, eclesiales o comunitarios; y, por último, el envío de pastores capacitados hacia las recién nacidas iglesias, es decir, un trabajo misionero. Es mi intención en la presente entrada hacer énfasis en el primer medio, es decir, la imprenta y los libros.

El Reformador- señala Crouzet- “convierte a Ginebra en un centro de la industria del libro europea, sobre todo a partir de 1550. Pero ya mucho antes son perceptibles indicios de difusión de la heterodoxia ginebrina: las listas de libros censurados por la Sorbona, publicadas en 1542, 1544, 1547, 1551, revelan que circulaban obras como La Institución […], Le Catéchisme de l’Église de Geneve: c’est à dire le formulaire d’instruire les enfans en la Chrestienté, el Petit Traicté de la Sainte Cène de nostre Seigneur Jésus Christ, La Forme des prières et chantz ecclésiastiques avec la maniere d’administrer les Sacremens et consacrer le mariage, selon la coustume de l’Église ancienne. De forma clandestina, mediante una red de vendedores ambulantes y de buhoneros , que se desplazan de ciudad en ciudad y que no vacilaban en recorrer también la campiña, mediante predicadores itinerantes, como Philibert Hamelin, las obras se distribuyen más tarde por Francia, Países Bajos, Piamonte…Entre 1550 y 1560 se establecen en Ginebra numerosas librerías e impresores, y desde 1551 a 1564 se imprimen más de quinientos libros, de los que ciento setenta son títulos de Calvino. La mayor parte tienen el objetivo de ser exportados a la tierra de misión que es en ese momento el reino de Francia. Puede pensarse que el éxito del calvinismo fue, en gran medida, tributario del esfuerzo llevado a cabo por la industria del libro ginebrina.

Sigue leyendo “Calvino y los libros”

Anuncios

Calvino ¿Super Calvino?

CalvinsupermanEl día de hoy celebramos el 500° aniversario del nacimiento de Juan Calvino, alrededor del mundo y por lo menos el último año, un número enorme de historiadores, filósofos, economistas, teólogos e investigadores de otras ciencias han colaborado con sus trabajos para recordar al Reformador de Ginebra. Gracias a estas investigaciones detalladas, no sólo de nuestros contemporáneos, sino de estudiosos de siglos anteriores, se han podido desmitificar algunas creencias que se tenían acerca de Calvino. Y es que así ha sido desde el principio, el primer trabajo biográfico que se presentó del Reformador, fue realizado por su gran amigo y discípulo Teodoro de Beza con la colaboración de Colladon, también discípulo de Calvino, como respuesta a un sin número de ataques por parte de sus adversarios católicos, que, con tal de ganar de nuevo Ginebra para el Papa, acusaban a Calvino de ser un pederasta, mujeriego, borracho, etc. Y hoy, ya aclarados esos puntos , las investigaciones se han desarrollado en aspectos más específicos, como la eclesiología en Calvino, la economía, la política, las artes, la gloria de Dios en la vocación, las Escrituras, la predestinación, sus aportes al campo pedagógico, literario, y un largo etcétera. Trabajos que han ayudado en gran medida a desaparecer muchos mitos acerca del Francés: que si estableció una teocracia en Ginebra, que si era muy rígido y frío, que si es el padre del capitalismo, que si mandó a la hoguera a Servet y muchos otros herejes porque amaba la sangre humana, etc. Otro largo etcétera.

Y si bien Calvino no era nada de eso, y es mi intención a través del trabajo en este sitio colaborar para que este tipo de cosas queden bien claras, para que la ignorancia no gobierne en vuestros corazones; también es mi intención, ahora, defender a los calvinistas que andamos bien contentos por el 500° aniversario. Porque ya estoy escuchando a los que nos acusan de sectarios, a los indoctos en la materia, acusarnos ahora de idolatría (calvinolatría), de andar por el mundo predicando herejías (las doctrinas de la gracia, cada vez más odiadas, aún por los “cristianos”) y de promover el culto a la personalidad del Reformador.

Sigue leyendo “Calvino ¿Super Calvino?”

La Contribución de Calvino en el campo de la educación

Calvin00De lo anterior es claro (véase la entrada Los principios estéticos de Calvino) que Calvino estaba dispuesto a aceptar los dones de la gracia común de Dios en el campo de la cultura humana y aún admitió que los no creyentes fuesen nuestros maestros en asuntos de técnica y de formas artísticas. Sin embargo, nunca pierde vista la antítesis en la cultura, la oposición entre Cristo y Satanás. Esto se torna muy evidente en la máxima obra de Calvino, el establecimiento de la Academia en Ginebra. Esta ha sido llamada el seminario de la reforma eclesiástica.

Es imposible hacer justicia a los detalles técnicos e históricos de la fundación de la Academia en este breve resumen. (42) Sin embargo, notemos que Calvino hizo de la educación de los jóvenes una de sus primeras preocupaciones a su llegada a Ginebra en 1536. También expresó la necesidad de una institución de educación superior en 1537 y 1541. Pero no fue sino hasta que Calvino hubo descansado de sus enemigos (alrededor de 1555), que Calvino fue capaz de darle a este asunto la atención que merecía. El año siguiente propuso la reorganización del sistema escolar al concilio, pero ese cuerpo no tomó una acción definitiva hasta 1558, cuando aprobó un lote de terreno, que Calvino había escogido por su belleza y utilidad, y aceptó los planes definitivos. Para financiar este proyecto el mismo Calvino salió a solicitar donaciones, se aceptaron colecciones, se animó a los testadores a hacer donaciones en sus testamentos, de manera que por pura determinación y entusiasmo la gente superó las limitaciones de su pobreza.

Aunque el edificio no fue terminado hasta 1563, fue dedicado y puesto en uso en 1559. El siempre difícil problema de conseguir instructores fue resuelto por la rebelión del equipo de trabajo de la Academia de Lausana, que renunció en protesta contra la atribución arrogante de Bern de aceptar la autoridad secular en casos de disciplina espiritual. El 5 de Junio de 1559, en la Iglesia Catedral, Beza, quien había sido elegido como rector, pronunció un notable discurso inaugural, en el que felicitó a Ginebra por haber fundado una escuela para estudios liberales, libre de la superstición. Los estatutos de la escuela, preparados por Calvino, fueron leídos por el secretario, un Sr. Roset. Calvino simplemente hizo unos pocos comentarios de cierre y ofreció una oración. El desinterés de Calvino junto con la verdadera estimación de sus talentos debiesen observarse en el hecho de que nombró rector a Beza en lugar de a sí mismo.

Sigue leyendo “La Contribución de Calvino en el campo de la educación”