El horror a la presencia de Lutero en la Nueva España

marzo 26, 2009 § 1 comentario

Hace un mes, en la Comunidad Teólogica de México, la Doctora Irena Backus de la Universidad de Ginebra, dictó una serie de conferencias acerca de la vida de Calvino y su contexto social. El siglo XVI estuvo marcado por la Reforma y por la Contrarreforma, dos movimientos que definieron la vida europea y que crearon, junto al Renacimiento y el Humanismo, un mundo moderno.En el curso de las conferencias de la Doctora Backus, alguien mencionaba que en la Nueva España la figura de los Reformadores fue caricaturizada, se les calificaba de herejes, inmorales: eran los hijos del demonio que habían causado el cisma en la gloriosa iglesia. Lutero fue el caso más enérgico, la visión que se tenía de él era simplemente terrorífica y se acusaba de luteranos a todos los disidentes a pesar de su ignorancia en las doctrinas características del protestantismo.

La Doctora Mayer, Directora del Instituto de Investigaciones Históricas de mi amada Universidad, la UNAM, experta en Reforma y Contrarreforma, ha escrito un libro acerca de Lutero y la visión de su persona en la Nueva España. Hoy Carlos Matinez García, en la Jornada, ha escrito una breve nota acerca de lo que menciono y la comparto. Al final, la pregunta es ¿Cuál es la imagen predominante de Lutero en el mundo de la cultura mexicana hoy? 

« Leer el resto de esta entrada »

Juan Calvino: El teólogo cultural y Reformador de la vida total. Introducción

marzo 9, 2009 § 2 comentarios

 

Juan Calvino (1509–64) fue un Reformador de segunda generación, edificando sobre el fundamento establecido por Lutero y Zwinglio. Este hecho de ninguna manera significa que era meramente un reproductor y copista. (1) Calvino no solamente hizo una contribución original a la teología, sino también al ámbito de la cultura. De hecho, podría ser llamado el teólogo de la cultura par excellence.

A la edad de veintidós años Calvino se estableció en París como un prometedor erudito humanista. Había hecho su debut en el mundo de las letras con su comentario sobre Séneca Tratado sobre la clemencia (1532). Un año después experimentó una súbita conversión. Según el propio testimonio de Calvino ya estaba “obstinadamente demasiado dedicado a las supersticiones del papado como para ser liberado fácilmente de ese abismo de fango tan profundo.” Sin embargo, “Dios, por medio de una conversión repentina, trajo mi mente a un marco de referencia enseñable, la que estaba más endurecida en tales temas de lo que podría haberse esperado de alguien en mi temprano período de vida.”(2)

« Leer el resto de esta entrada »

La conversión de Calvino

febrero 18, 2009 § 1 comentario

 

jean-calvinLa Reforma se vio plagada de testimonios de conversión, desde Lutero hasta Farel, cada uno de ellos narraba en alguno de sus escritos la manera en cómo Dios les había llamado a una nueva vida. Si bien el caso de Calvino, así como el de Zuinglio (de quien se especula que nunca experimentó la conversión como un acto perceptible, sólo habla de ciertas experiencias religiosas cuando cae enfermo por la peste y a la muerte de su hermano) es un caso particular, ya que no se conoce a ciencia cierta el año en que se dio (1533-1534) y la forma exacta en cómo sucedió (Calvino habla pocas veces de sí mismo y es sólo en su comentario sobre el libro de los Salmos en 1557 cuando habla de su conversión), es un caso que como estudiantes de la Reforma debemos abordar para poder comprender la situación espiritual de un personaje tan importante, que reflejó el sentimiento y la experiencia de muchos.

« Leer el resto de esta entrada »

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Reforma en Pasajes y Fragmentos..