Teología política del prójimo. Apuntes

La única manera de transitar de una teología política del amigo-enemigo a una teología política del prójimo como aquel a quien se debe-puede amar, es saliendo del esquema de explotación del otro instaurado por la lógica del capital.

La lucha anti neoliberal y anticapitalista es en sentido una lucha también por la instauración de una nueva ética, de nuevas relaciones entre el yo y el otro, entre el yo y el prójimo. Por tanto, la lucha anticapitalista tiene que ser una lucha profundamente amorosa, profundamente cristiana.
Anuncios

André Biéler (1914-2006) por Leopoldo Cervantes-Ortíz

Biéler1959 fue el año en que salió a la luz una de las obras que marcarían para siempre los estudios sobre Calvino: La pensée economique et social de Calvin (El pensamiento económico y social de Calvino, Ginebra, Georg). Se trataba de una tesis doctoral en ciencias económicas que presentaba el pastor reformado suizo André Biéler con la que se afirmaría como uno de los más connotados autores consagrados al estudio de la vida y obra del reformador francés. Esta obra se volvió un clásico prácticamente instantáneo. 46 años después se publicó en inglés en una coedición de la Alianza Reformada Mundial y el Consejo Mundial de Iglesias.

En 1961 publicó una versión abreviada de su magna obra, El humanismo social de Calvino, que circuló en español gracias a la editorial Escaton (1973), además de las traducciones al inglés, japonés, italiano, portugués y alemán (parcialmente). En 1963 dio a conocer L´homme et la femme dans la morale calviniste. La doctrine réformée sur l´amour, le mariage, le célibat, le divorce, l´adultère et la prostitution, considérée dans son cadre historique (Hombre y mujer en la moral calvinista. La doctrina reformada sobre el amor, el matrimonio, el celibato, el divorcio, el adulterio y la prostitución, Ginebra, Labor et Fides); y en 1964, como para completar una especie de trilogía, Calvin, prophète de l´ère industrielle. Fondement et méthode de l´éthique calvinienne de la société. En appendice: Une suggestion aux Églises chrétiennes, (Calvino, profeta de la era industrial. Fundamento y método de la ética calviniana de la sociedad. Con un apéndice: Una sugerencia a las iglesias cristianas, Ginebra, Labor et Fides).

Otras obras suyas son: Le message social de l´Église dans l´économie (El mensaje social de la Iglesia en la economía, Federación de Iglesias Protestantes Suizas), 1950; Liturgie et architecture. Le temple des chrétiens (Liturgia y arquitectura: el templo de los cristianos, Ginebra, Labor et Fides, 1961; Une politique de l´espérance, París-Ginebra, Centurion-Labor et Fides, 1970, prefacio de Dom Hélder Camara (Una política de la esperanza, Bilbao, Paulinas, 1972); Le développement fou. Le cri d´alarme des savants et l´appel des Églises (El desarrollo loco. Un grito de alarma de los expertos y un llamado a las iglesias, Ginebra, Labor et Fides, 1973; prefacio de Philip Potter); Chrétiens et socialistes avant Marx (Cristianos y socialistas ente Marx, Ginebra, Labor et Fides, 1982); y La force cachée des protestants. Chance ou menace pour la société? (La fuerza escondida de los protestantes. ¿Oportunidad o amenaza para la sociedad?, Le Mont-sur-Lausanne-Ginebra, Ouverture-Labor et Fides, 1995).(1)

Sigue leyendo “André Biéler (1914-2006) por Leopoldo Cervantes-Ortíz”

El impacto político de Calvino

calvin55eLa Reforma, en su esencia, no era un asunto de lo periférico, sino del corazón, del cual brotan los asuntos de la vida. Se dirigía a la cuestión de la relación del hombre con Dios, la que es determinante para todas las otras relaciones de la vida. En este sentido era católica y universal en su impacto sobre la vida total de la sociedad. Aunque la restauración de la verdadera iglesia era la meta principal, la divina gloria de la obra de Dios en Cristo arrojó su luz con amplitud hacia toda esfera de la vida.

El impacto de las ideas de Calvino en la esfera política inauguró una nueva era, dándole un carácter y una dirección nuevas a la existencia nacional en muchas tierras. El estado Griego había sido totalitario, en el que la religión servía como un medio para un fin, a decir, la glorificación del estado. En la Edad Media los roles fueron revertidos de manera que nos encontramos con una iglesia-estado, con la suprema autoridad conferida al papa, quien prestaba el poder temporal al gobernante terrenal para el servicio de la iglesia. Calvino miró a la iglesia y al estado como dos entidades interdependientes cada una habiendo recibido su propia autoridad del Dios soberano. En esta concepción el estado nunca es secular, ni están el estado y la iglesia separados en el sentido moderno de la palabra. La democracia atea y la soberanía popular no pueden decir que Calvino es su padre.

Según Calvino, la iglesia y el estado deben vivir en paz y deben cooperar juntos en sujeción a la Palabra de Dios. Cada una ha de tener su propia jurisdicción. El estado tiene autoridad en los asuntos puramente civiles y temporales; la iglesia, en los asuntos espirituales. Calvino abolió la cláusula de la ley canónica del beneficio del clero, colocándose a sí mismo y a sus asociados ministeriales en obediencia a los magistrados todos los asuntos civiles. Los magistrados, por su parte, habían de estar bajo la jurisdicción del consistorio en las cosas espirituales. Es claro por esto que Calvino pensaba del estado como constituido por ciudadanos Cristianos, pues, así como no hubiera sido posible, la vida individual próspera sin moralidad basada en la verdadera religión, así también, sostenía Calvino, la vida social y política sin verdadera moralidad, la que a su vez está basada en la verdadera religión, a decir, la Cristiana, es imposible.

Sigue leyendo “El impacto político de Calvino”