Juan Calvino y el mundo de la economía

junio 17, 2009 § 2 comentarios

Calvin youngSe llama la ciencia de la economía a la satisfacción de las necesidades físicas y al avance del bienestar material del hombre, tanto como individuo y como sociedad. Calvino tiene mucho que decir en todos su comentarios sobre este amplio tema, mientras que sus sermones están también repletos de referencias a las necesidades físicas del hombre. Lo notable acerca de la predicación de Calvino es su carácter existencial. Está dirigida a la situación concreta. Calvino, por ejemplo, no solo condena la mendicidad, sino que también urge a los creyentes a tratar a los sirvientes amorosa y bondadosamente (Sermones, Deut. 15:11- 12; 26:16). (19)

Tres temas llaman nuestra atención si es que vamos a medir el impacto económico de Calvino, a decir, la cuestión de la renta, el concepto de llamado y la idea de comunismo.

La prohibición contra el tomar renta fue uno de los factores más importantes en la vida económica de la edad media (Op. cit., pp. 30, 31). Esta prohibición estaba sustentada por la Escritura (Lucas 6:35; Deut. 23:19; Salmo 15, etc.) y Aristóteles, cuya máxima de que el dinero es estéril se repetía automática y universalmente. Aún en el siglo dieciséis esta era la communis opinio, de la que no se desviaron ni Reformadores ni Humanistas.

Sin embargo, Calvino se volvió la excepción a la regla. Aunque se dio plena cuenta de los peligros de la usura y de la ilegalidad económica, el prohibir el interés bajo toda circunstancia es atar la conciencia más allá de la Palabra. ¡Este era el asunto principal! ¡La autoridad de la Palabra y la libertad Cristiana! Los Escolásticos dispusieron que la usura era un pecado mortal, y esta incluía el interés de todos los tipos. Aquí es donde confluye el asunto. Calvino toma los varios textos aducidos y muestra que han sido malinterpretados.

Considere Lucas 6:35, el locus classicus, de los teólogos escolásticos. Aquí la Palabra nos dirige a alimentar a los pobres y a tratarles con consideración y amor. Sin embargo, aplicar las leyes civiles de los Judíos (cf. Deut. 23:19) a los creyentes del Nuevo Testamento no es válido, dice Calvino. Una apelación a la conexión fraternal tal y como esta existía entre los Judíos y que ahora existe entre los Cristianos, no es normativa para las transacciones de negocios. (20)  Es sobre pronunciamientos como estos que A. Kuyper y sus seguidores han basado su doctrina de las esferas de soberanía. Hay una distinción entre las normas de la moral y el ámbito económico, igual como hay normas para lo jurídico y para las modalidades analíticas de la vida.

« Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Calvino y su dominio de la patrística

marzo 8, 2009 § 1 comentario

 

Se dice que Calvino era muy querido y admirado por muchos de sus colaboradores y amigos. Beza, Colladon, y Farel, su círculo más cercano, hablan de él como una persona a la cual aman y reconocen por su labor y gran erudición. Melanchton, el sucesor de Lutero, tuvo la oportunidad de conocerle y le admiró por su conocimiento de la Escritura y su manejo en la Patrística. Un conocimiento que en verdad era admirable. No solo dominaba los cásicos como Aristóteles o Platón, sino que manejada diestramente a los Padres de la Iglesia. Era la costumbre en el tiempo de la Reforma convocar a debates públicos entre Reformados y papistas, para que cada uno diera sus puntos y saliera a la luz quién estaba equivocado. Quién realmente era fiel al Dios de las Escrituras. Uno de esos debates, decisivos para el avance de la Reforma en Suiza, se dio en Lausana en octubre de 1536, del lado protestante se encontraban Farel y Viret como los representantes principales, Calvino sólo les acompañaba.

« Leer el resto de esta entrada »

Calvino y “De Clementia” de Séneca

febrero 22, 2009 § 2 comentarios

johannes_calvinEl joven Calvino, que mostraba grandes dotes como pensador y de quien se dice que contaba con un intelecto agudo y una memoria envidiable, se vio envuelto en sus primeros años en el humanismo, lo que le llevó a conocer a los clásicos desde el inicio de su vida académica. De todos los estudiosos es sabido que Calvino realizó un comentario a los dos libros de De Clementia, del filósofo romano Séneca, que fue publicado en abril de 1532 y los conocedores del tema han dicho que este comentario de Calvino es exquisito en su manejo de la obra y su estilo en el latín. Pocas veces había leído alguna referencia más clara hacia esta obra, ya que algunos biógrafos  se limitan a  enunciar la publicación como un hecho sobresaliente en la vida del reformador y nada más, pero Tomas Lindsay me arrojó un poco de luz acerca de esto y me pareció sorprendente la capacidad de pensamiento de Calvino a sus escasos 22 años de edad. Pienso, que si no hubiera sido reformador, hubiera sido el humanista más grande del S. XVI, dejando atrás al propio Erasmo.

« Leer el resto de esta entrada »

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Aristóteles en Pasajes y Fragmentos..