Hemingway & Gellhorn

octubre 3, 2012 § Deja un comentario

27 de septiembre

HEMINGWAY & GELLHORN. En estos días conseguí varios textos de Hemingway en formato electrónico, pero lo más relevante del asunto es que la búsqueda me permitió descubrir como por accidente la excelente película de Philip Kaufman: Hemingway & Gellhorn, un filme basado en los años de matrimonio del escritor estadounidense y la periodista Martha Gellhorn, interpretada soberbiamente por Nicole Kidman.

Tal vez los mayores logros de la cinta sean dos: por un lado, la representación meticulosa del carácter de Hemingway y de Gellhorn que nos permite entender el fracaso de su vida conyugal -«We were good in war, but when there was no war we made our own. The battlefield neither of us could survive was domestic life» es una de las líneas mejor logradas y puede sintetizar en sí misma toda la obra-, pero sobre todo nos permite entender las pasiones irreprimibles que dieron forma a sus vidas; y por el otro, la recreación del momento histórico en el que se desenvuelven los personajes (la Guerra Civil española) y el contexto en el que Hemingway concibe el guión para el documental Tierra española y para uno de los mejores frutos de la literatura moderna: Por quién doblan las campanas.

 

 

 

Ulfilas, obispo de los godos.

octubre 3, 2012 § Deja un comentario

26 de septiembre

ULFILAS, OBISPO DE LOS GODOS. Recientemente he leído con asombro a Borges. La erudición del argentino es descomunal. Ya hace algunos años con El Aleph, Otras inquisiciones y Ficciones me había cautivado por ese español delirante, fantástico. Ahora reviso Borges Profesor. Curso de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires, libro que Borges nunca escribió, por supuesto, sino que es producto del esfuerzo de Martín Arias y Martín Hadis por recuperar a través de la elaboración de una edición impresa las clases impartidas por el escritor en 1966. A la par leo también su Breve antología anglosajona y Literaturas Germánicas Medievales,el primero en coautoría con María Kodama, y el segundo con María Esther Vázquez. Ambos textos son indispensables para acompañar la primera parte del curso.

La segunda y tercera clase son sensacionales. Su disertación sobre el Beowolf  y los kennings es increíblemente bella, un trasladarse lentamente al pasado. Pero la pieza que ha detenido el tiempo, que se ha convertido en una de mis favoritas de todo Borges -a la altura de «El inmortal», «Deutsches Requiem» y «Los teólogos»- es su relato sobre Ulfilas (el obispo arriano de los godos que puso a salvo a su pueblo ante la persecución de Atanarico y que tradujo la Biblia al gótico), contenido en Letras Germánicas Medievales, del que transcribo el siguiente fragmento:

«La Biblia gótica es el monumento más antiguo de las lenguas germánicas. Ulfilas hubo de superar vastas dificultades; la Biblia, más que un libro, es una literatura; reproducir esa literatura, a veces compleja y abstrusa, en un dialecto de guerreros y de pastores es un trabajo que parecería,  a  priori, imposible. Ulfilas lo cumplió con decisión, a veces con agudeza. Prodigó, como es natural, barbarismos y neologismos; tuvo que civilizar el idioma. Su lectura nos reserva sorpresas. En el Evangelio de Marcos (VIII, 36) está escrito: “¿Qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mundo y perdiere su alma?” Ulfilas traduce mundo (cosmos, orden en el original) por bella casa. Siglos después, los anglosajones traducirían mundo por woruld (wereald, edad del hombre), que contrapone el tiempo humano a la infinita duración de la divinidad. Los conceptos de cosmos y de mundo eran harto abstractos para los sencillos germanos.

»Así, por obra de Ulfilas, remoto precursor de Wyclif y de Lutero, los visigodos fueron el primer pueblo de Europa que dispuso de una Biblia vernácula».

 

 

 

Nuevos títulos, autores, ediciones.

octubre 3, 2012 § Deja un comentario

25 de septiembre

NUEVOS TÍTULOS, AUTORES, EDICIONES. Sigo esperando a que me brinden mi fecha de salida rumbo a Quito. Mientras tanto, he pasado los dos últimos días repasando algunos capítulos de Los Estados Unidos: síntesis histórica, cultural y geográfica de Malcom Bradbury y Howard Temperley, así como de Trilogía de la Memoria, de Sergio Pitol. El objetivo: obtener de sus páginas referencias de autores, películas, etc., que me permitan ir adquiriendo de a poco nuevos títulos, ejemplares, ediciones. El primero, evidentemente, arroja escritores y artistas estadounidenses del siglo XX. Desde la lectura de Kerouac, Poe, Hemingway y Carver, la literatura estadounidense me atrae significativamente. El texto de Bradbury y Temperley es en este sentido una ventana abierta a ese mundo. El segundo es en referencias tan variado como numeroso. Leer a Pitol es un deleite, pero sobre todo una provocación. La manera en la que disfruta del arte y de la vida nos invita irremediablemente a tratar de imitarle.

Producto de este ejercicio he conseguido algunas ediciones electrónicas de Ezra Pound, T. S. Eliot, Gary Synder, Thomas Wolfe, Kenneth Rexroth, Robert Lowell, Harvey Swados, John Hersey, John Dos Passos, Scott Fitzgerald, Norman Mailer, John Steinbeck, James Jones, Carson McCullers, John Berryman, Truman Capote, Flannery O’Connor, J.D. Salinger, Ralph Ellison, Saul Bellow, James Baldwin, John Updike, Gore Vidal, John Cheever, Vladimir Nabokov, Allen Ginsberg, William Burroughs, Sherwood Anderson, Sinclair Lewis, William Faulkner y Henry Longfellow. Todos ellos provenientes del estudio de Bradbury y Temperley. Mientras que por el lado de Pitol he conseguido dar con títulos y ediciones de Gombrowicz, Conrad, Canetti, Andrzejewski, Robert Musil y Francisco Delicado. Los próximos días seguiré entregado a esta tarea hasta que los preparativos de los últimos detalles para mi viaje me lo permitan.