Calvino, El exilio en Estrasburgo, Sugel Michelén

julio 22, 2009 § 2 comentarios

jubile1909_grav05Al salir de Ginebra los dos predicadores (Farel y Calvino) se dirigieron a la ciudad de Berna, la cual envió una delegación a Ginebra para tratar de resolver el asunto, pero las discusiones no llegaron a nada, por lo que Calvino y Farel decidieron tomar el rumbo hacia Basilea, a unos 200 km de allí, a la cual arribaron a fines de mayo de 1538. En una carta que Calvino envió a un amigo le daba a conocer lo difícil que fue aquel viaje: “Por fin hemos llegado a Basilea, pero empapados de lluvia, desechos y cansados; y nuestro viaje no ha estado exento de peligros, pues uno de nosotros casi fue arrastrado por la corriente al atravesar un río; sin embargo no podemos decir que los torbellinos del río nos han tratado con menos impetuosidad que nuestros feligreses.” (21)

Calvino y Farel, como eran solteros, acordaron vivir juntos. Pero muy pronto Farel recibió una invitación de urgencia para ir a la ciudad de Neuchatel que había aceptado la reforma. Calvino por su parte, habiéndose quedado solo en Basilea, fue invitado por algunos pastores de Estrasburgo a que aceptara el pastorado de una iglesia de refugiados franceses; pero Calvino estaba renuente a hacer pastor otra vez. Sin embargo, a principios de septiembre de ese mismo año recibió una carta de Martín Bucero quien, imitando a Farel, lo amenazó por su renuencia diciéndole: “Dios sabrá cómo encontrar al siervo rebelde, como encontró a Jonás.”

Calvino, ahora con 29 años de edad, pasó tres años en Estrasburgo, en donde disfrutó de un tiempo de mucha tranquilidad y sosiego. La situación de la Iglesia allí era muy diferente a la que había dejado atrás en Ginebra. Estrasburgo era conocida en aquellos días como la Antioquia de la reforma. Pero también Calvino había cambiado; su experiencia en Ginebra lo llevó a reconsiderar algunos aspectos en los que ahora entendía que había sido demasiado severo y apresurado.

Aprovechando estas nuevas circunstancias, Calvino se dedicó a poner en práctica en la iglesia de Estrasburgo las reformas que había deseado implantar en Ginebra. También se dedicó a escribir. En 1539 publicó un himnario con 18 salmos y el Credo Apostólico con música. Ese mismo año publicó la segunda edición de sus Instituciones, teniendo ahora 17 capítulos, casi tres veces más que la anterior. “Esta edición la tradujo también al francés; un francés tan hermoso y pulido, que Calvino ha venido a ser conocido posteriormente como padre del francés moderno, del mismo modo que Lutero por su traducción de la Biblia ha sido llamado padre del alemán moderno.”(22) En el mes de octubre apareció impreso su estudio “Sobre la Carta a los Romanos”, el primero de una serie magistral de comentarios sobre casi todos los libros de la Biblia. En adición a esto, Calvino predicaba o daba conferencias todos los días, no sólo en la iglesia sino también en el Gimnasium de Estrasburgo, “una escuela superior que vino a ser famosa por toda Europa.”(23)

Fue también aquí, en Estrasburgo, donde Calvino conoció a su esposa Idelette, una viuda que era miembro de su congregación. Se casaron en 1540, cuando Calvino tenía 31 años de edad. A pesar de que Idelette fue una verdadera ayuda idónea para él, este matrimonio tuvo que enfrentar mucho sufrimiento. Idelette perdió su primer embarazo, luego otra hija murió al nacer, y un hijo dos semanas después de nacido. Finalmente Idelette murió de tuberculosis en 1549, a la edad de 40 años. Calvino nunca se volvió a casar.

__________________________

21 Van Halsema; op. cit.; pg. 120.

22 Ibíd.; pg. 128.

23 Ibíd.; pg. 127-128.

Etiquetado:, , , ,

§ 2 respuestas a Calvino, El exilio en Estrasburgo, Sugel Michelén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Calvino, El exilio en Estrasburgo, Sugel Michelén en Pasajes y Fragmentos..

Meta

A %d blogueros les gusta esto: