Calvino y su dominio de la patrística

marzo 8, 2009 § 1 comentario

 

Se dice que Calvino era muy querido y admirado por muchos de sus colaboradores y amigos. Beza, Colladon, y Farel, su círculo más cercano, hablan de él como una persona a la cual aman y reconocen por su labor y gran erudición. Melanchton, el sucesor de Lutero, tuvo la oportunidad de conocerle y le admiró por su conocimiento de la Escritura y su manejo en la Patrística. Un conocimiento que en verdad era admirable. No solo dominaba los cásicos como Aristóteles o Platón, sino que manejada diestramente a los Padres de la Iglesia. Era la costumbre en el tiempo de la Reforma convocar a debates públicos entre Reformados y papistas, para que cada uno diera sus puntos y saliera a la luz quién estaba equivocado. Quién realmente era fiel al Dios de las Escrituras. Uno de esos debates, decisivos para el avance de la Reforma en Suiza, se dio en Lausana en octubre de 1536, del lado protestante se encontraban Farel y Viret como los representantes principales, Calvino sólo les acompañaba.

En este debate, nos dice Tomas Lindsay, “no se esperaba que Calvino hablase; Farel y Viret eran los oradores; él sólo estaba en el auditorio. Pero (…) cuando se discutió el problema de la presencia real, uno de los romanistas leyó un ensayo cuidadosamente preparado, en el curso del cual decía que los protestantes despreciaban y descuidaban a los antiguos padres, por temor a su autoridad, que contradecía sus puntos de vista. Entonces se irguió Calvino. Empezó con la sarcástica observación de que las gentes que reverenciaban a los padres podrían dedicar algún tiempo a volver sobre sus páginas antes de hablar sobre ellos. Y se puso a citar padre tras padre: “Cipriano, discutiendo el punto que ahora nos ocupa, en la tercera epístola de su segundo libro de Epístolas, dice:…, Tertuliano, refutando el error de Marción, dice:…, El autor de comentarios un tanto imperfecto sobre San Mateo, que algunos han atribuido a San Juan Crisótomo, en la undécima homilía, por la mitad, dice:…,San Agustín, en su vigésima tercer epístola, cerca del final, dice…., Agustín, en una de sus homilías sobre el Evangelio de San Juan, la octava o novena-no recuerdo en este momento cual-dice:…” y así sucesivamente. No había en ese siglo quien conociera a los padres de la Iglesia como él. No había sacado las opiniones de ellos de Sententiae de Pedro de Lombardía, como lo hacia la mayoría de los escolásticos y teólogos romanistas contemporáneos. Era la primera vez que desplegaba, casi accidentalmente, su maravilloso conocimiento patrístico.”

 

________________

LINDSAY, Tomas. La Reforma y su Desarrollo Social. CLIE. p.93

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

§ Una respuesta a Calvino y su dominio de la patrística

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Calvino y su dominio de la patrística en Pasajes y Fragmentos..

Meta

A %d blogueros les gusta esto: