El legado de Calvino

mayo 18, 2008 § Deja un comentario

 

Muchos de los que estudiamos Ciencias Sociales en nuestras respectivas Universidades o Preparatorias, y aquellos que nos interesamos en la Reforma Protestante; esa Reforma que-como bien lo expresa Kuyper- “reclama el amor de nuestros corazones”, hemos escuchado más de una ves el nombre de Juan Calvino o el término calvinista en algunos personajes del pensamiento político-filosófico moderno.

He publicado ya una breve biografía del Reformador Francés, con el propósito de dar una introducción brevísima a su vida, una vida de la cual, como cristianos y como seres humanos, tenemos mucho que aprender. Y no que con esto predique el seguir a Calvino como ente supremo de nuestra fe ya que como señala Kart Barth: Un verdadero discípulo de Jesucristo tiene un solo camino: obedecer no ya a Calvino mismo, sino al que fue el Señor de Calvino”

Sabemos que el legado que Calvino ha dejado a la Iglesia Protestante es invaluable, C. H. Spurgeon en una frase acerca de la predicación del evangelio coloca a Calvino en una línea de personajes que es interesante ver. Nos dice el predicador inglés: “La antigua verdad que Calvino predicó, que Agustín predicó, que Pablo predicó, es la verdad que debo predicar hoy, o de lo contrario seré infiel a mi conciencia y a mi Dios” Esto nos debe dar una idea de lo que el calvinismo representa para el cristianismo del siglo XIX y de hoy.

Este gran legado fue el tema principal de una reunión llevada a cabo en Ginebra, en abril del año pasado, donde se contó con la participación de 50 representantes de 17 países, con motivo de la celebración del 500º aniversario del nacimiento de Calvino. La pregunta base fue: ¿Cuál es el legado de Calvino para los cristianos de hoy?

Ante esto encontramos las primeras divergencias y pensamientos con los cuales nos hemos de encontrar:

·El tan atacado concepto de la predestinación.

·Su influencia en la ciudad de Ginebra

·El caso Servet

·Su influencia en el desarrollo histórico de la modernidad, en especial en el crecimiento del capitalismo y más aun en la idea de una espiritualidad orientada a la prosperidad.

 

Pero “al estudiar la historia se puede advertir que estas percepciones no coinciden necesariamente con la realidad, por lo que, precisamente en las comunidades cristianas que se consideran herederas de Calvino debe llevarse a cabo un sólido esfuerzo de reinterpretación de su legado, pues constituye un conjunto de perspectivas relevantes” Ante esto, también “se subrayó la necesidad de estudiar con ahínco no sólo la Institución de la Religión Cristiana, su obra más difundida, sino también sus tratados breves, sermones, comentarios y cartas.” (Protestante digital. Introducción a la ética calvinista. L. Cervantes Ortiz.)

Y respondiendo de una forma muy breve a la pregunta formulada, sabemos que Calvino contribuyó decisivamente a la consolidación de la Reforma y que su pensamiento coherente hizo posible el establecimiento de las iglesias reformadas en toda Europa.

También en esta reunión se establecieron tres principios que hemos de tomar en cuenta en futuros estudios del legado de Calvino:

1- El punto de partida para cualquier interpretación válida debe ser el ímpetu fundamental de la vida de Calvino. ¿Cuál fue, en última instancia, la fuerza motriz de su teología y vida? Algunos aspectos particulares y problemáticos de su enseñanza, como por ejemplo, su doctrina de la predestinación, deben ser vistos e interpretados en el marco de sus intenciones primarias por comprender a Dios, la creación, la salvación humana y el cumplimiento de todas las cosas.

2- Con frecuencia, Calvino es entendido como el responsable, positiva o negativamente, de eventos históricos de siglos posteriores. Para algunos, él abrió la puerta del mundo moderno, especialmente del capitalismo, mientras que para otros, es el responsable del moralismo biblicista tan estrecho que caracteriza a algunas iglesias protestantes. Para lograr una imagen auténtica de Calvino, es necesario estudiar a fondo sus escritos.

3- Calvino vivió una situación muy particular al ser atacado por enemigos en Ginebra, de los cuales también se defendió. Él tuvo que defender su percepción del Evangelio en momentos difíciles. Calvino no fue simplemente un escritor teológico implicado —contra su inclinación personal y deseo— en las luchas de su época. Entender esto resulta esencial para interpretar a Calvino en su propio contexto. Muchas investigaciones recientes se han centrado en algunos aspectos particulares de su vida, por lo que es posible una comprensión más serena.

Calvino, con todo lo que hizo y lo que fue, también cometió errores como todo buen cristiano y ser humano. El acta final del documento redactado en la dichosa reunión dice: “Reconocemos que su respuesta a los conflictos en Ginebra pudo ser áspera y que su papel en la ejecución de Servet fue, asimismo, más que dudosa. Aun contra el patrón de sus propias convicciones, falló en momentos decisivos. Su uso del lenguaje contra los adversarios teológicos hace muy difícil la lectura de algunos de sus escritos. Pero, desde nuestro punto de vista, Calvino permanece como un testigo sobresaliente del mensaje cristiano y demanda ser escuchado cuidadosamente en la actualidad.”

Etiquetado:, , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El legado de Calvino en Pasajes y Fragmentos..

Meta

A %d blogueros les gusta esto: